Inversión y financiación recomienda

viernes, 15 de diciembre de 2017

Depósitos a plazo, una inversión segura

Esta claro que los depósitos a plazo son una inversión sencilla, segura y que puede ser rentable. Sin embargo, hay que tener cuidado con las ofertas ofrecidas por los banco, ya que la rentabilidad que se deduce de las mismas puede no ser tan interesante como la pintan. A continuación mencionaré algunos consejos e ideas clave para poder obtener la mejor rentabilidad de los depósitos a plazo, sin duda un producto de moda en la actual situación financiera.

Depósitos a plazo

Estos son los consejos y recomendaciones que os damos a la hora de invertir en un depósito a plazo:

  • Resulta habitual que los bancos nos obliguen a asociar el depósito con una cuenta corriente en la que se abonan los intereses. Ojito con estas cuentas corrientes porque no siempre son gratuitas y sin costes de mantenimiento. Hay que informarse de los posibles gastos y comisiones que conlleven las cuentas, por lo general la banca online no suele incorporar comisiones de mantenimiento.
  • Es conveniente consultar con nuestro banco si disponen de algún tipo de depósito a plazo que nos pueda interesar. Para inversiones de menos de tres meses e importes inferiores a 6.000 euros es muy posible que no nos interese cambiar de banco o entidad financiera. Tendremos que hacer números para valorar la conveniencia o no de realizar la inversión.


  • Obviamente, cuanto más dinero podamos invertir, podremos obtener una mejor rentabilidad y un mayor interés. Además, los gastos serán menores.
  • Esta claro que los intereses de los depósitos a plazo se adaptan al actual nivel de los tipos. Cuando los tipos de interés empiezan a bajar conviene contratar depósitos con plazos lo más largos posibles.
  • Aunque no lo mencionen, los bancos y cajas de ahorro disponen de cierto margen de maniobra a la hora de conceder un interés u otro por lo que es conveniente intentar negociar las condiciones del depósito.
  • En muchas ocasiones la renovación de los depósitos a plazo a su vencimiento es automática, por lo que deberemos avisar con antelación si no nos interesa la renovación.
  • Por último, no quiero dejar de mencionar que el máximo que garantiza el Fondo de Garantía de Depósitos Español es 100.000 euros por entidad financiera y titular. Si el depósito se comparte por dos titulares la garantía sube al doble. La conclusión es que no debemos invertir por encima de estas cantidades de dinero en un mismo banco o caja de ahorro. Por otro lado, las entidades extranjeras cubren a sus clientes según lo establecido en el Fondo de sus países. En Europa esta garantía en ningún caso es menor de 50.000 euros por titular. Por ejemplo, para entidades holandesas como ING Direct, la cobertura es como en España.
En suma, los depósitos a plazo pueden resultar atractivos ya que prometen una buena rentabilidad, pero al ser productos a corto plazo, los intereses generados al final no suelen ser demasiado grandes. Lo que sí que está claro es que si disponemos de algo de dinero ahorrado, más vale obtener algo que nada. Por otro lado, a menudo, los bancos suelen exigir la domiciliación de la nómina o de los recibos, o la contratación de otros servicios, condiciones que pueden llegar a ser desmesuradas. Hay gente que se plantea ir moviendo de banco a banco sus ahorros para disfrutar de las mejores ofertas, pero no siempre es sencillo transferir el dinero de forma rápida y sin incurrir en gastos.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión