Inversión y financiación recomienda

viernes, 9 de junio de 2017

Cómo proteger mis ahorros

Proteger los ahorros
Si de por sí es difícil ahorrar en estos tiempos cuando el desempleo está a la orden del día y los precios de todo lo que compramos son elevados, más difícil resulta poder proteger los ahorros conseguidos a los largo de toda nuestra vida.

A pesar de que no es una tarea sencilla, con un poco de disciplina se puede proteger el dinero. Gracias a las nuevas fórmulas financieras ya no es necesario tener grandes capitales para poder realizar una inversión que nos genere buenos rendimientos y, de esa manera, conseguir ahorros para el largo plazo o al menos evitar que nuestro dinero pierda su valor conforme pase el tiempo.

Si no confías en las instituciones bancarias y decides ahorrar por tu cuenta, tal vez decidas empezar a montarte una pequeña reserva, pero recuerda que los efectos de la inflación (cambio en el nivel general de precios) pueden provocar que al final ese ahorro no sea tanto como suponía al principio, quizá no te alcance para realizar una gran adquisición, por lo que le parecerá que no valió la pena hacer el esfuerzo.

Dependiendo del capital que tengas, aunque este sea poco, infórmate acerca de las inversiones en las que puedas colocar tu dinero de tal forma que tenga un mayor retorno en el futuro. Te proponemos algunas fórmulas novedosas que podrán funcionarte y conseguir una mayor protección de tus ahorros, evitando una posible ruptura del euro, un corralito como el sucedido en otros países o una excesiva subida de la inflación.

Cuenta en otra moneda: Podemos abrir una cuenta dentro de nuestro propio país en monedas o divisas diferentes al euro. Las más recomendables son los dólares americanos y los francos suizos, pues suelen ser dos mercados bastante estables.

Cuenta extranjera fuera de la Unión Europea: Si no tenemos ninguna residencia en un país fuera de la Unión Europea, podemos tramitarlo a través de alguna entidad que tenga filial en uno de estos países. Estos nos pueden agilizar los trámites.

Cuenta extranjera en la Unión Europea: Bastaría con recurrir a bancos de un país que veamos que tiene una economía fuerte dentro de Europa. Deberíamos negociar con el propio banco para que nos ofrezca esta posibilidad, pues es algo que no siempre está al alcance de todos los ahorradores.

Deuda pública alemana: Aunque es la que menos intereses nos ofrece, nos da unas garantías superiores con respecto al resto de países europeos, garantizando que siempre podremos recuperar esta inversión, sin asumir riesgos.

Comprar oro: Ahora mismo el oro es uno de los valores más estables del mercado. Mientras dure la crisis se espera que su valor se mantenga o incluso suba, de ahí que sea un bien siempre rentable a la hora de recuperar el dinero invertido. Podemos comprarlo a través de diferentes medios al precio del mercado. 

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión