Inversión y financiación recomienda

viernes, 29 de enero de 2016

Cálculos a realizar al contratar un préstamo

A la hora de contratar un préstamo resulta de crucial importancia realizar toda una serie de cálculos previos que nos permitan determinar, entre otros parámetros, las cuotas de amortización y el monto total que vamos a tener que pagar para saldar totalmente la deuda contraída con la entidad financiera correspondiente.

Calculadora de préstamos

Nosotros en principio nos centraremos en los cálculos que se realizan dentro del sistema de término amortizativo constante, también conocido como sistema de amortización francés y que es el más utilizado por bancos y entidades financieras españolas. En las fórmulas utilizadas en estos cálculos intervienen diferentes variables de las que hablaremos a continuación.

Cuadro de amortización de un préstamo


Lo primero que hay que hacer al calcular un préstamo es elaborar el cuadro de amortización correspondiente, siendo las variables a definir y/o calcular la cantidad total solicitada, el periodo de amortización, el interés efectivo del préstamo, el término amortizativo o cuota (dividido en intereses y capital amortizado), el capital amortizado hasta ese momento y el capital remanente o vivo.

Interés efectivo del préstamo


Para que nuestro cálculo sea correcto deberemos utilizar valores de variable homogéneos, es decir, si las cuotas que vamos a calcular son mensuales, entonces el tipo de interés que deberemos aplicar deberá ser también mensual. Por lo tanto, si solo conocemos el interés anual y las cuotas las vamos a pagar mensualmente, deberemos calcular cual el interés efectivo mensual, que no tiene por qué coincidir con el anual.

Término amortizativo (intereses más capital amortizado)


En el sistema de amortización francés el término amortizativo o cuota es una cantidad constante, lo que quiere decir que todos los periodos pagaremos la misma cantidad. Dicha cuota está constituida por una parte de intereses más otra parte de capital amortizado. Al principio pagaremos una mayor cantidad de intereses y amortizaremos menos capital, mientras que a medida que nos acercamos al final del préstamo los intereses irán disminuyendo y la cantidad amortizada aumentando. No obstante, durante toda la vida del préstamo, salvo que decidamos en algún momento amortizar anticipadamente alguna cantidad extra, ambas cantidades sumarán lo mismo.

Capital amortizado y vivo


Una vez que hemos determinado las cantidades correspondientes al interés y al capital amortizado en cada cuota periódica, es muy sencillo ir acumulando los valores del capital amortizado y calcular el capital vivo remanente -resultado de restar a la cantidad total solicitada el capital amortizado hasta ese momento-, es decir, el dinero que todavía debemos al banco o entidad financiera. Como es lógico, a medida que vayamos pagando cuotas, el capital amortizado irá creciendo y el capital vivo disminuyendo.

Para realizar estos cálculos existen diferentes fórmulas que se pueden encontrar fácilmente en Internet, incluso Excel cuenta con funciones estándar para realizar algunos de estos cálculos. Dejaremos el estudio de estas fórmulas para algún artículo posterior.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión