Inversión y financiación recomienda

miércoles, 22 de junio de 2016

¿Es aconsejable invertir en petróleo en la actualidad?

Desde hace algo más de un año, después de unos cuantos años de tendencia a la baja en el precio del petróleo, comprar acciones de una compañía petrolífera resulta bastante económico si se compara con el precio que había que pagar anteriormente por dichas acciones. Sin ir más lejos, tenemos el caso de las acciones de Repsol que han llegado a cotizar por debajo de los 10 euros.

Invertir en petróleo

Lo cierto es que el precio del barril de Brent se ha desplomado y nadie ha sido capaz de pronosticar correctamente las dimensiones de dicha caída.

¿Por qué varía el precio del petróleo?


Como el de casi todas las cosas, el precio del petróleo depende de los niveles de producción (oferta) y de la cantidad prevista de consumo (demanda). En el caso del petróleo la demanda suele ser bastante estable, por lo que los cambios de precio los dictamina el aumento de producción. A mayor producción, menor precio.

La salida al mercado de las reservas de petróleo de China es una de las causas principales de esta bajada. La oposición al fracking es otra de ellas. El caso es que actualmente se está dando el caso de que cuesta más producir el petróleo que lo que se saca por su venta.

¿Cuánto va a durar la bajada del precio del petróleo?


La caída del precio del barril de Brent no parece que pueda sostenerse durante mucho más tiempo, por lo que cabe preguntarse si ha llegado ya el momento de invertir en el petróleo. Hay que tener en cuenta que la dependencia del petróleo como fuente de energía es todavía muy alta y que nos encontramos ante un recurso que algún día terminará agotándose. La pregunta es por lo tanto, ¿es la hora de comprar acciones de petroleras?

¿A quién beneficia y a quién perjudica que el petróleo baje?


Sin duda, la bajada del petróleo es buena para los consumidores. El coste del petróleo se repercute el todos los artículos ya que para llevarlos a los puntos de producción, distribución y compra hay que transportarlos. Al final los precios bajan y, entre eso y que cuesta menos llenar el depósito del coche, el consumidor puede comprar más gastando menos dinero, propiciando que sus finanzas mejoren.

Por otro lado, también se benefician las empresas cuyos beneficios dependen de los precios de la energía y del transporte. Es decir, la gran mayoría de ellas.

No obstante, los beneficios de las compañías petrolíferas se ven dramáticamente afectados a la baja, y son muchas las que durante estos últimos años han tenido que dotar importantes provisiones para poder compensar las pérdidas previstas por la caída del precio del barril de Brent.

Después de todo lo dicho, puede tener sentido el que los inversores se planteen comprar acciones de empresas como BT, Shell, Cepsa o Repsol, no en vano el petróleo tiene que empezar a subir en algún momento después de tantos años de bajada.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión