Inversión y financiación recomienda

martes, 28 de junio de 2016

Soluciones financieras hasta para comprar un móvil

La crisis española ha traído consecuencias para todos: empresarios, trabajadores y consumidores. Para unos no han sido buenas que digamos, para otros totalmente fraudulentas y, para un tercer grupo, han sido hasta favorecedoras. Sí, así como lo lees: es obvio que los trabajadores han sido los más desfavorecidos, pero tanto los empresarios como los consumidores, si bien se han beneficiado de determinadas secuelas de la crisis, también han resultado perjudicados en otros casos.

Financiación para comprar un smartphone

Y es que cuando para algunos empresarios la crisis ha sido sinónimo de que sus negocios fuesen cuesta abajo y sin frenos, acarreando ello el despido de muchos de los trabajadores de su plantilla, para otros ha supuesto la subida incesante de pedidos y solicitudes. Un ejemplo claro de ello ha sido el de aquellos emprendedores dedicados a ofrecer soluciones financieras como los minicréditos, los créditos rápidos o los préstamos online.

¿Y qué es de los consumidores? Pues que, al negar los bancos todo tipo de préstamos por el temor a los altos índices de morosidad debido a la gran cantidad de españoles que se encuentra todavía hoy en situación de desempleo, han encontrado en este nuevo tipo de producto financiero un estupendo aliado hasta para, por ejemplo, comprar un móvil libre barato cuando este les ha hecho falta pero no han podido permitírselo.

En los tiempos que corren, aún con una España algo mejorada en términos económicos, la verdad es que los bancos siguen en su estricta línea y, para concederte alguno de sus productos, se hace necesaria la entrega de un sinfín de papeles para, al final, decirte que no te conceden el préstamo.

Y he ahí el éxito de los minicréditos por Internet que favorecen el consumo de otros artículos. Así, cuando un usuario quiere comprar un móvil libre barato, por seguir con el mismo ejemplo de antes, lo único que ha de hacer es acudir a un buscador e introducir un término como “préstamo online”. Automáticamente verá un listado de páginas web que lo ofrecen y que ni siquiera te piden explicaciones; o sea, que no es necesario decir si es para comprar un móvil o si, por ejemplo, es para hacer alguna reforma en casa.

Bastará con escoger la cantidad que necesites, un plazo de devolución en el que querrás devolverla y enviar tus datos para que puedan procesar tu trámite.

Ya ves, con la crisis no todos han perdido.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión