Inversión y financiación recomienda

martes, 19 de junio de 2018

Consejos al financiar un coche

Cuando tomamos la decisión de adquirir un coche nuevo es fundamental considerar y analizar variables como la marca, el modelo, el equipamiento, el precio, el uso que le vamos a dar, etcétera. Asimismo, si no disponemos del dinero suficiente para comprarlo al contado, deberemos valorar las diferentes opciones de financiación.

Financiación de coches

En este artículo analizaremos algunas de las variables que hay que considerar al financiar un coche y os daremos algunos consejos para no equivocaros al elegir el préstamo correspondiente. Si seguís nuestros consejos os podréis ahorrar unos buenos euros todos los meses.

8 Recomendaciones al financiar un coche


1. Determinar claramente lo que estamos dispuestos a gastarnos. A la hora de financiar un coche resulta crucial saber cuál es nuestro límite de financiación y cuál es nuestro máximo presupuesto. Es importante que el esfuerzo financiero a realizar no esté por encima de nuestra capacidad de endeudamiento.

2. Seleccionar marcas y modelos. Establecido nuestro presupuesto deberemos elegir los modelos de coche que tenemos capacidad de adquirir y que más nos gustan. Es el momento de analizar el equipamiento y prestaciones del auto que nos vamos a comprar.

3. Buscar el coche más económico. Una vez elegidos los modelos deberemos preguntar en varios concesionarios sobre los precios, descuentos y condiciones de financiación a los que podemos acceder. Una opción que resulta aconsejable es analizar sitios de compra y venta de autos online, donde es posible encontrar precios realmente interesantes.

Conviene tener en cuenta que aparte del precio del propio coche tendremos que hacer frente a otros gastos como el Impuesto de Circulación y el Impuesto de Matriculación.

4. Mejor cuanto menos dinero tengamos que financiar. Obviamente será mejor cuanto menos dinero tengamos que pedir, por lo que siempre interesará dar una buena entrada. Establecida la cuota máxima mensual a la que podemos hacer frente, cuanto menos dinero pidamos el plazo de amortización será menor y pagaremos menos intereses.

5. Analizar la opciones de financiación. A la hora de financiar un coche existen fundamentalmente dos posibilidades, utilizar las entidades financieras que trabajan con los propios concesionarios o acudir a un banco y solicitar un préstamo al consumo.

Los bancos suelen ser más exigentes a la hora de establecer los requisitos a cumplir para conceder un préstamo. Un par de requisitos que siempre deberemos evitar son la exigencia de un aval o de contratar un seguro. Los avalistas suelen ser familiares y, si terminamos por no poder hacer frente a las cuotas del préstamo, éstos tendrán que hacer frente a las mismas.

6. Elegir el tipo de interés. Los tipos de interés pueden ser fijos -la mayoría de los créditos para coches utilizan este tipo de interés- o variables -que toman como referencia algún índice variable como el Euribor y luego le aplican un diferencial fijo-.

Dentro de estos tipos puede resultarnos interesante acogernos a otras cláusulas especiales como la posibilidad retrasar el momento en que se empiezan a pagar las cuotas, reducir las cuotas mensuales dejando para el recibo final el pago de una cantidad principal, optar por un leasing o renting con opción de compra, etcétera.

Otros parámetros que deberemos analizar del préstamo son las posibles comisiones de apertura, cancelación o por cancelación anticipada, el tipo de interés nominal y el tipo de interés TAE o Tasa Anual Equivalente (interés que incluye en el cálculo del mismo los montos de las comisiones de apertura y cancelación).

7. Calcular cuotas y pagos a realizar. Seleccionado el tipo de interés y los préstamos a los que podemos optar deberemos hacer números, es decir, deberemos calcular las cuotas mensuales y los pagos que tendremos que hacer en el momento inicial y final del préstamo. Es el momento de valorar si vamos a poder hacer frente a esos gastos, considerando que al principio estaremos pagando más intereses que capital amortizado.

8. No olvidar que existe el Plan PIVE. Acogerse a esta ayuda ofrecida por el Estado y disponible si vamos a comprarnos un coche nuevo, supone un ahorro que oscila entre los 2.000 y los 3.000 euros. Solo es necesario disponer de un coche de más de diez años -también es posible adquirir uno por un precio inferior a lo que nos vamos a ahorrar- y darlo de baja para su desguace o achatarramiento.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión