Inversión y financiación recomienda

jueves, 5 de julio de 2018

Habilidades directivas en el mundo financiero

Está claro que en el mundo actual, cada vez más competitivo, globalizado y tecnológico, las empresas buscan incorporar a su plantilla personal cualificado que les permita diferenciarse frente a otras empresas, dentro de este personal se encuentran los directivos y entre ellos los directores financieros.

Curso de directores financieros

En este artículo pretendemos señalar cuales son aquellas habilidades y capacidades que debe tener un buen directivo que quiera destacar tanto en el desempeño de su trabajo como en su vida diaria.

Habilidades técnicas


Estas habilidades son las asociadas con los conocimientos técnicos que debe tener un director financiero, son habilidades básicas que permiten al directivo conocer en profundidad todos los sistemas de información internos, las técnicas existentes de investigación de mercados y los métodos existentes para recolectar información.

Mediante los conocimientos técnicos el directivo puede gestionar eficientemente diferentes proyectos y comprender mejor el negocio y la capacidad del mismo para generar beneficios. Gracias al empleo de los diferentes procedimientos existentes, el directivo puede elaborar un mapa estratégico que permita el crecimiento sistemático de la empresa.

Habilidades de concepto


Son aquellas habilidades que permiten al directivo tomar decisiones adecuadas a largo plazo, todo ello en base a los datos que obran en su poder, ya sean sucesos actuales, sucesos pasados, cambios esperados o tendencias futuras del mercado.

Dentro de estas habilidades destacan el autoconocimiento o conocimiento de las propias habilidades, la capacidad de visión estratégica que permite al directivo financiero tener una idea clara sobre hacia donde debe dirigir la empresa, las aptitudes para hacer frente a una crisis y gestionar el cambio, y el talento para poder ofrecer un estilo de liderazgo único.

Habilidades humanas


Estas son las habilidades relativas a la capacidad para relacionarse con subordinados y personas externas a la empresa. Entre ellas destacan la destreza en la comunicación, la competencia para gestionar equipos, la capacidad negociadora, la experiencia en el control y supervisión de los empleados, y el disponer de una gran inteligencia emocional.

Importancia de la formación para directivos


Ni que decir tiene que todas estas habilidades tienen un componente innato y que no todas las personas tienen capacidad para acceder a un puesto directivo. No obstante, muchas de estas habilidades pueden mejorarse e incluso adquirirse a través de una formación adecuada.

Para terminar solo queremos emplazaros a que utilicéis los comentarios para señalar todos aquellas características y habilidades que penséis que debe tener un buen director financiero y que no hayan sido incorporadas en el cuerpo de este artículo.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión