Inversión y financiación recomienda

martes, 17 de abril de 2018

Completar nuestra pensión: que inversiones evitar

Cuando uno empieza a pensar en la jubilación debe plantearse la posibilidad de completar su pensión e invertir sus ahorros con el objetivo de recuperarlos cuando llegue el momento. El secreto para que estos ahorros duren más es recuperarlos con orden, de esta manera conseguiremos unos años más de bonanza financiera en nuestro hogar.

Inversiones a evitar al pensar en la jubilación

En este artículo no pretendemos hablar sobre cómo se deberemos recuperar nuestras inversiones, sino cuales son las inversiones que se deben evitar porque no resultan tan rentables como en principio deberían serlo.

Planes de pensiones


Aunque los planes de pensión son una fórmula financiera de ahorro muy extendida, no resultan interesantes puesto que cuando cobremos y recuperemos la inversión, estos ingresos tributarán como rentas del trabajo siguiendo un tipo progresivo en función de la cuantía de los mismos durante ese año.

Nuestro consejo es que si alguien cuenta con un plan de pensiones con aportaciones realizadas antes de enero de 2007, este se recupere en forma de capital en lugar de renta periódica ya que en este caso Hacienda permite que se aplique una disminución de la renta del cuarenta por ciento.

Por el contrario, si las aportaciones son posteriores a enero de 2007, lo mejor es recuperar dicha renta de forma periódica para que nuestros ingresos no aumenten de forma desproporcionada durante un mismo año y tengamos que pagar más impuestos al subir nuestro tipo impositivo.

Depósitos a plazo fijo que se prolongan en el tiempo


Este es un error muy común en un gran número de inversores, contratar un depósito a plazo fijo para una inversión que realmente no tiene un plazo concreto de recuperación. Esto ocurre cuando contratamos un depósito a un plazo de un año y luego lo vamos renovando año tras año. La rentabilidad que se obtiene de esta manera es mucho más pequeña que utilizando una cartera de inversiones.

Seguros de rentas vitalicias


Estos seguros, como los planes de pensiones, son recomendados por muchos bancos y entidades financieras pero no son nada interesantes para el inversor.

En realidad se tratan de seguros de vida y ahorro en los que como contraprestación a una aportación, ya sea periódica o única, nos garantizan una renta anual o mensual hasta nuestro fallecimiento.

Su tratamiento fiscal es mejor que el de los planes de pensiones ya que los ingresos se tratan como rendimientos del capital mobiliario y tienen un porcentaje exento de pago, porcentaje que en algunos casos puede llegar al noventa y dos por ciento de lo que se percibe.

No obstante, son una mala elección de inversión ya que la rentabilidad de los mismos es bastante inferior a la de una buena cartera. Además, si por cualquier causa necesitáramos recuperar el dinero de forma anticipada, aparte de que la entidad financiera nos va a cobrar una penalización importante, se pierde también la exención fiscal.

Esperamos que estos consejos os hayan sido de interés y si conocéis algún otro tipo de inversión que consideréis que es conveniente evitar a la hora de planificar nuestra jubilación, por favor, reflejadla en los comentarios.

0 comentarios:

Otras opciones de créditos, préstamos e inversión